SOBRE LA OBLIGACIÓN DE INTEGRAR INFORMACIÓN DEL BENEFICIARIO CONTROLADOR.

Como sabemos a partir del 1 de enero de 2022, entraron en vigor los artículos 32-B- TER y 32-B-QUATER del Código Fiscal de la Federación (CFF) los cuales determinan la obligación de identificar al “Beneficiario Controlador[1]” así como integrar en la contabilidad la información y documentación que se está obligado no solo a obtener sino a conservar.

Los sujetos obligados a integrar información y conservarla como parte de su contabilidad son tanto personas morales, como fideicomitentes o fideicomisarios en el caso de fideicomisos, de sus beneficiarios controladores.

Por otra parte, existe el deber de obtener información para identificar a los beneficiarios controladores y de adoptar medidas razonables a fin de comprobar su identidad, por parte de los notarios, corredores y cualquier otra persona que intervenga en la formación o celebración de los contratos o actos jurídicos que den lugar a la constitución de personas morales, fideicomisos o de cualquier otra figura jurídica; así como las entidades financieras y los integrantes del sistema financiero para efectos de la Ley del Impuestos Sobre la Renta, tratándose de la información relativa a cuentas financieras.

Las Reglas 2.8.1.20, 2.8.1.21, 2.8.1.22, 2.8.1.23, de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2024, prevén los criterios para la determinación de beneficiario controlador; los mecanismos para su identificación, obtención y conservación de información actualizada; la información que deben mantener.

Me detengo en el deber a que hace alusión el artículo 31-B-TER del CFF y hago énfasis en la función de los abogados y profesionales asesores contables y fiscales, que intervenimos en la formación o celebración de contratos o actos jurídicos destinados a la constitución de personas morales o celebración de fideicomisos o cualquier otra figura jurídica, que textualmente estaríamos obligados  “que con motivo de su intervención a obtener la información para identificar a los beneficiarios controladores y a adoptar las medidas razonables a fin de comprobar su identidad, para proporcionarla al Servicio de Administración Tributaria cuando dicha autoridad así lo requiera, en la forma y términos que dicho órgano desconcentrado determine mediante reglas de carácter general.”

Considero que, si los profesionales intervenimos en la celebración de actas sociales,  contratos o cualquier otro documento juridico que conlleve a constituir una persona moral o un fideicomiso u otras figuras como “trust”, “limited partneships”, “joint venture”[2], entre otros, e incluso si somos nombrados delegados para suscripción de instrumentos notariales, estaríamos obligados a obtener en la medida de nuestras posibilidades la información para identificar a los beneficiarios controladores.

No omito manifestar que no se tiene el deber de integrar la información como parte de la contabilidad, pero si el deber de conservar la información para efectos de solicitud de las autoridades fiscales.

La información que se deberá mantener adoptando “medidas razonables” son:

I.          Datos de identificación de la notaría, correduría, oficina, así como de la persona titular de ellas ante quienes se haya formalizado el contrato o acto jurídico que dio lugar a la constitución de las personas morales o celebración de fideicomisos o de cualquier otra figura jurídica.

II.         Fecha de constitución o celebración, conforme a la escritura, acta, póliza, minuta, similar o equivalente que dé soporte a la constitución de la persona moral o celebración del fideicomiso o figura jurídica.

III.        El nombre completo de quienes constituyen, integran o son parte de la persona moral conforme al acta constitutiva o escritura pública o participaron en la celebración del fideicomiso o figura jurídica.

IV.        Importe del capital social de la persona moral conforme al acta constitutiva o escritura pública o del patrimonio del fideicomiso o figura jurídica.

V.         En caso de que con su intervención la persona moral, fideicomiso o cualquier otra figura jurídica efectúe modificaciones al capital fijo o capital variable o al patrimonio del fideicomiso o figura jurídica, según corresponda, la información soporte del monto y de los actos o contratos necesarios para ello.

VI.       Nombre del administrador único o equivalente, en su caso, miembros del consejo de administración u órgano equivalente.

VII.      Datos de inscripción, en su caso, ante los registros públicos o equivalentes.

Este documento lo escribo pensando en todos mis colegas abogados y asesores fiscales y contables que siempre nos enfocamos en los deberes e incluso derechos de nuestros clientes con el afán de resolver con eficacia sus tópicos y que, como consecuencia, nos apartamos un poco de nuestros propios derechos y de prevenir contingencias profesionales, esperando abrir a la reflexión.

M. en D. Laura Gabriela García Montiel

Enero, 2024


[1] La definición de beneficiario controlador se encuentra en el artículo 32-B- QUATER del CFF misma que corresponde a solo personas físicas o grupo de personas físicas.

[2] Fuente: Respuesta a la pregunta 5 del Cuestionario relativo al documento “Preguntas y Respuestas sobre beneficiarios controladores” www.sat.gob.mx

SOBRE LA OBLIGACIÓN DE INTEGRAR INFORMACIÓN DEL BENEFICIARIO CONTROLADOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *